Creer es crear

La Ley de Atracción funciona siempre, lo quieras  o no lo quieras. Es una ley universal como puede serlo la Ley de Gravedad. Funciona para todo/as y por igual. El tema es saber utilizarla para tu propio beneficio. Y por supuesto, aún mejor para el beneficio de todo el mundo.

Cómo hacer que la Ley de Atracción funcione para mi beneficio

Debes tener en cuenta 4 requisitos previos:

Creer/saber que la Ley de Atracción existe: esto quiere decir que no debes tener dudas sobre ello, ni tan siquiera cuando otra persona te lo discuta, o ni tan siquiera cuando estés pasando por una mala experiencia.

Saber lo que quieres: si no sabes lo que deseas, con todos los detalles, no podrás hacer que la Ley de Atracción atraiga lo que deseas. Estarás totalmente al servicio de tu subconsciente. Y por lo tanto solo podrás atraer lo que ya estás atrayendo.

Cambiar tus creencias subconscientes: alinear tu subconsciente con tu consciente, con tus sueños, tus metas, tus deseos. Si no te gusta lo que estás experimentando en la actualidad o si tienes un problema que te cuesta resolver, sin duda deberás repasar tu forma de pensar. Y mejor todavía, la forma de pensar de tu subconsciente. Es el responsable de lo que te ocurre y de lo que atraes. La buena noticia es que puedes cambiar las creencias que tienes por otras que te beneficien y que estén totalmente alineadas con tus sueños.

Estar dispuesto/a a cambiar de forma de ser: tu consciente es el que da permiso para que el cambio no solo sea externo sino también interno. La Ley de Atracción es una práctica diaria, pase lo que pase. Esto quiere decir que incluso en los momentos más difíciles de tu vida, es aconsejable que te centres en lo que quieres atraer y en cómo te quieres sentir. Después de gestionar adecuadamente tus emociones, céntrate únicamente en lo que quieres sentir: bienestar, alegría, amor, paz, abundancia. Hazlo en estado alfa y luego mantenlo durante el día.

Los Tres Grandes

Joe Dispenza, autor de Deja de ser tú menciona los Tres Grandes: el cuerpo, el entorno y el tiempo. Para conseguir atraer lo que deseas, hay que trascender estos Tres Grandes. Antes de que pase lo que quieres que pase, te entrenarás en la Ley de Atracción independientemente de:

Lo que tu cuerpo sienta: dolor, enfermedad, miedo, dificultades, tus reacciones, etc.

Entorno: lo que está ocurriendo en tu entorno

Tiempo: lo que está ocurriendo ahora, en el presente (y por supuesto el pasado: las memorias que repetimos sin darnos cuenta)

GRATIS
APRENDE A UTILIZAR LA LEY DE ATRACCIÓN PARA TU BENEFICIO

DESCARGA GRATIS

Te puede interesar...